Pescado por excelencia del verano, no tenéis perdón si no lo hacéis, así que os voy a proponer esta receta que si la seguís al pié de la letra no os va a defraudar, como sabéis muchas veces que comemos el bonito con tomate fuera de casa puede que lo encontremos demasiado duro o compacto porque lo suelen dejar cocer demasiado, por eso es importante seguir los pasos aquí y ya veréis que os va a encantar la textura que le queda. Os dejo la receta para 6 personas y lo adaptáis a vuestra necesidad aunque ya os digo que si sobra no pasa nada! jaja!

Ingredientes del Bonito con Tomate: (6 personas)

  • 1 Kg y 1/2 bonito limpio y cortado en cuadrados
  • Harina para rebozar
  • 2 cebollas grandes
  • 3 ajos
  • 1 lata de pimiento marrón (que lleve 2 pimientos)
  • 2 botes de tomate Hida (a mí me encanta esta marca pero podéis usar otro que os guste)
  • 1 cucharada de azúcar
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Paso 1:

Salpimentamos el bonito y lo vamos a enharinar para irlo friendo, y lo apartamos en una cacerola

Como veis en la foto, tenemos que freír poco el bonito, dejando el centro casi crudo, esto es muy importante cuando cocinemos el bonito, ya hicimos referencia a esto en la receta de Bonito en Escabeche y debemos hacerlo exactamente igual, https://www.elblogdemarie.com/cocina/bonito-en-escabeche

Paso 2:

Ahora vamos a limpiar la sartén donde hemos frito el bonito porque quedará harina y se puede quemar al freír la cebolla, así que la limpiamos y filtramos el aceite de nuevo en la sartén y ponemos a freír la cebolla y los ajos….

Fijaos en el punto de freír la cebolla y los ajos, tiene que quedar bien dorada….. y cuando esté vamos colarla para deshacernos del aceite sobrante de freírla…

Y volvemos a poner la cebolla y los ajos ya sin aceite en la sartén de nuevo:

Paso 3:

Ahora vamos a añadir el tomate y la cucharada de azúcar para quitarle la acidéz que pudiera tener…

Y añadimos también el pimiento marrón cortado en tiritas, y lo removemos bien y lo dejamos cocer junto unos 3-5 minutos a fuego bajo….

Paso 4:

Y ahora volcamos ya el tomate sobre el bonito que teníamos en la cacerola Y NO LO PONEMOS A COCER!, lo tapamos y lo dejamos reposar para que el bonito se termine de hacer con el calor del tomate hirviendo que acabamos de echarle por encima (lo dejamos como media hora o hasta la hora de comer), éste es el secreto para que luego nuestro bonito con tomate esté en su punto de cocción y bien jugoso..

Y ya está!

Que aproveche!